Después de analizar varias opciones en el mercado, LCY decidió implementar la solución de Hastee, desde donde los trabajadores pueden acceder hasta el 50% de su salario bruto por el trabajo que han completado, lo que les da una alternativa segura, ética y sin riesgos al uso, por ejemplo, de una tarjeta de crédito o a un préstamo de día de pago cuando necesitan algo de liquidez adicional.

Debido a que Hastee no es un préstamo, no hay intereses a pagar. Los trabajadores de LCY simplemente pagan una tarifa de transacción pequeña, justa y simple del 2.5% (después de haber recibido su primer adelanto, hasta £100, sin coste), lo que significa que la solución no le cuesta nada a la empresa y brinda a los trabajadores acceso a sus propios ingresos sin tener que esperar hasta el día de pago. Hastee también ofrece un programa completo de educación financiera, escrito en conjunto con The Money Charity and Money Advice Service.

Qué dice LCY sobre Hastee

Hastee ha dado a nuestros empleados una herramienta para administrar sus finanzas personales de manera más efectiva, mejorando sus vidas dentro y fuera del trabajo. En lugar de solicitar un anticipo, depender de tarjetas de crédito o préstamos de día de pago, nuestro personal puede retirar una parte de su salario devengado cuando lo deseen o necesiten un poco de dinero extra. Abordar el estrés financiero debería ser una parte importante de cualquier estrategia de bienestar en el lugar de trabajo. La implementación fue rápida, sin complicaciones y la solución no nos ha costado nada”. – Stephanie Powell, Manager de recompensas en London City Airport